La enfermedad del corazón es el causante número uno de muerte en los Estados Unidos. Según el Center for Disease Control and Prevention (CDC), alrededor de 610.000 personas mueren de enfermedades cardíacas en los Estados Unidos cada aóo, es decir, una de cada cuatro muertes.1 Hay varios factores en estos decesos, y uno de ellos es la dieta. Por eso te presento algunos alimentos que te serán útiles para mantener saludable tu corazón, y para evitar que llegues a formar parte de esta alarmante estadística.2

Legumbres

Se ha demostrado que algunas legumbres, como lentejas, garbanzos y frijoles reducen significativamente los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL), el “colesterol malo”. También están llenos de fibra, proteínas y polifenoles antioxidantes, los que tienen efectos beneficiosos para el corazón y la salud en general. Consume de uno a dos platos de leguminosas cada día y disfrutarás de sus beneficios.

Semillas de chía y linaza

Estas semillas son una rica fuente de ácidos grasos omega-3, como el ácido alfa-linolénico. El omega-3 es una grasa esencial que tiene que ser obtenida de tu régimen alimenticio, ya que el organismo no la produce. Esta grasa ayuda a disminuir los niveles de triglicéridos, LDL (colesterol malo) y el colesterol total. También, ha demostrado ser beneficioso para reducir la presión arterial y minimizar la acumulación de placas de grasa en las arterias. Una o dos cucharadas diarias de chía y linaza molida aportarán suficiente omega-3 a tu cuerpo.

Nueces

Las nueces, almendras, pistachos y otras semillas comestibles proveen proteína, fibra, minerales, antioxidantes y vitaminas. También, son una rica fuente de omega-3, lo que hace de las nueces una buena opción para comer cuando tienes prisa. Una porción es el equivalente de 1/3 de taza, una 24 almendras o 16 maraóones, por ejemplo. Una buena opción sería consumirlo de maóana o a medio día, ya que aun con todos los beneficios para el organismo son una fuente de calorías que aportarán energía.

El corazón es un órgano maravilloso creado para bombear la sangre a todo el cuerpo, pero puede debilitarse por un mal estilo de vida. Si necesitas un cambio en tu alimentación, te recomiendo que hables con Dios y le pidas fuerza de voluntad para lograrlo. Recuerda consumir legumbres, semillas de chía y linaza, y nueces. Mientras tanto, pon atención a este mandato: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida” (Proverbios 4:23).

Composición nutricional de las semillas de chía (28 gramos, o 2 cucharadas soperas).*

Calorías: 137

Carbohidratos: 1 gramo

Fibra: 11 gramos

Proteína: 4 gramos

Grasas: 9 gramos (5 gramos de omega-3)

Calcio: 18% de la CDR**

Manganeso: 30% de la CDR

Magnesio: 30% de la CDR

Fósforo: 27% de la CDR

También contienen cantidades importantes de: Zinc, Vitamina B1 (tiamina), Vitamina B2, Vitamina B3 (niacina), Potasio, Antioxidantes.

El autor es nutricionista y entrenador personal. Escribe desde Seattle, Washington.

Muévete

por Columna regular
  
Tomado de El Centinela®
de Enero 2019