Ha llegado el momento de establecer nuevas metas de salud para este año. Tal vez te sientes frustrado por no haber logrado lo que te propusiste el año pasado. No te desalientes, no fuiste el único. Según un estudio realizado por la Universidad de Scranton, publicado en el Journal of Clinical Psychology, aproximadamente un cuarenta y cinco por ciento de los estadounidenses hace propósitos de año nuevo, y solo el ocho por ciento logra el objetivo. Para apoyarte en tu esfuerzo, te comparto estos consejos para que logres tus metas de salud este año.

Escribe tus metas

La Facultad de Negocios de la Universidad de Harvard realizó un estudio acerca de la importancia de escribir las metas. Se le preguntó a cada participante: ¿Tienes metas claras? ¿Escribes tus metas y tus estrategias para alcanzarlas? Estos fueron los resultados: el 84 por ciento de los graduados no tenía metas claras; el trece por ciento tenía metas pero no las tenía escritas; y el tres por ciento tenía metas claras y escritas, así como las estrategias para lograrlas. Este tres por ciento estaba prosperando más que los que no las escribieron. Y tú, ¿ya escribiste tus metas para este año?

Planifica

Antes de iniciar tu proyecto, elabora un plan de trabajo. Por ejemplo, ¿cuándo vas a hacer ejercicio? Identifica uno o dos horarios en que puedas ejercitarte durante la semana. Si es posible, que siempre sea a la misma hora. Luego decide cuánto durará tu sesión de ejercicios. Recuerda que no es bueno sobrecargar tu cuerpo. Comienza con 10 o 15 minutos de ejercicio, y aumenta gradualmente hasta llegar a 30 o 45 minutos. Haz ejercicios que sean apropiados y que te gusten. No te compares con nadie. La seguridad y el gozo de hacer ejercicio forman parte de una rutina saludable.

Invita a un amigo

Tal vez conozcas a alguien que también desea ponerse en forma. Pónganse de acuerdo y hagan un plan para ejercitarse juntos. Tendrán más probabilidades de progreso y disfrutarán más. La clave consiste en  encontrar el mismo horario y los ejercicios que les gusten a los dos. El mejor ejercicio es el que es más saludable para tu condición física y el que te gusta hacer. Habrá momentos cuando no querrás ejercitarte, pero tu amigo te dará ánimo para seguir adelante. La motivación impulsa hacia la meta.

Haz de este año tu año. ¡Emociónate! Imagínate haciendo los ejercicios que no hacías. ¿Qué harías con diez, veinte, o treinta libras menos? ¿Qué ropa te pondrías y cómo te sentirías? Escribe tus metas, planifica, invita a un amigo y pídele a Dios dirección y fortaleza. él desea “que tengas salud” (3 Juan 2). ¡No esperes más! No desmayes, sigue luchando por tu meta de salud y vigor. Hoy es un buen día para empezar. Que Dios te bendiga y sea tu fortaleza en este año.

El autor es nutricionista y entrenador personal. Escribe desde Seattle, Washington.

Muévete

por Oscar Santana
  
Tomado de El Centinela®
de Enero 2017